Creencias Limitantes

Creencias Limitante - EmocionalMente OK

Descubre y elimina tus creencias limitantes

Antes de enamorarme, creía que el amor no existía.
Cuando me enamoré, creía que el amor era solo una ilusión.
Cuando amé, creía que amaría para siempre.
Cuando dejé de amar, creía que no volvería a encontrar el amor.
Cuando volví a encontrarlo, creía que se acabaría.
Pero eso no pasó.
Cuando dejé de condicionarme, comencé a vivir.

Durante toda nuestra vida, sin importar en qué etapa, estamos condicionados por nuestras creencias. ¿Te has preguntado cuánto ha cambiado tu manera de pensar desde que tenías 8 años?

Seguramente, a los 8 creías en los monstruos que se esconden debajo de la cama, o creías en que el mundo se acabaría el día en que tus papás se separaran.

Luego, a tus 15 años, creías que no eras lo suficientemente guap@ o interesante para gustarle a alguien, o que nunca serías buen@ en lo que te gustaría hacer en la vida.

Y así, a medida que vamos creciendo y sin estar muy conscientes de ello, vamos reemplazando nuestras viejas creencias, por otras. ¿Te suena familiar?

Sí, pero… ¿Qué es una creencia limitante?

Como lo dice su nombre, las creencias limitantes son aquellas que te limitan, se convierten en un obstáculo que te impide crecer como persona o alcanzar todos los objetivos que te hacen ilusión.

Las creencias limitantes son ideas falsas que parecen reales, pero que NO LO SON, no importa cuántas veces lo pienses, una creencia limitante es como una falacia: parece, pero no es.

¿Eso quiere decir que, al ser una idea, puede eliminarse? Por supuesto, pero primero necesitas saber cómo se origina.

Creencias Limitantes ¿En qué consisten?

Una Creencia es un sentimiento de seguridad sobre algo, pero cuando es limitante evita que progreses, ya que la percepción de lo que ves o crees no corresponde a la realidad, pero la mente la toma como cierta. Por tanto las Creencias Limitantes son una creación que hacemos frente a una realidad aprendida en especial desde nuestra infancia. Se vuelve una afirmación consciente o inconsciente que te repites una y otra vez, y que si no se identificas a tiempo pueden convertirse en realidad y llevarte al fracaso.

A menudo las Creencias Limitantes proceden de lo que las otras personas dicen respecto de nosotros mismos en un plan negativo ya sea por parte de nuestros progenitores, maestros, jefes, etc. Esto hace que nuestro cerebro se predisponga para que creamos que no podemos hacer algo a veces sin siquiera intentarlo porque alguna vez no lo logramos y desde ese momento quedamos estigmatizados.
Ese recuerdo queda grabado y ante una situación similar, es la primera frase que nos viene (no puedo, no soy capaz), y la pensamos o decimos sin cuestionarla en absoluto, esta situación se da generalmente porque la persona se le ha bajado la autoestima ya sea por imposiciones de la sociedad o por malas experiencias del pasado las cuales están profundamente arraigados en nuestro subconsciente, manipulando nuestro comportamiento, definiendo nuestro carácter y nuestro destino.

Seguramente, en una etapa adulta tenemos otras capacidades, otros conocimientos o recursos, estamos mejor preparados, pero esta idea en nuestra mente nos frena, y nos impide actuar. Por tanto, estas ideas o pensamientos actúan como profecías auto-cumplidas, ya que actúan como puertas o barreras a lo que podemos hacer.

Creencias Limitantes: Signos de Alerta

Los principales signos de creencias limitantes es tener pensamientos como:

  • No soy capaz de hacer…
  • No puedo…
  • No lo sé hacer…
  • Si fuera más…inteligente, más delgado…
  • No puedo cometer errores… o sino no seré tenido en cuenta.
  • Todo tiene que quedar perfecto.
  • Si llego más lejos, quizás se me acabe la suerte..
  • Si doy más… se va a aprovechar de mí…
  • Para que le digo…. Si nunca me escuchan.
  • Sólo hay que hacer las cosas que hago bien….
  • No soy libre de elegir lo que siento.
  • Tener que consultar todo lo que vas a hacer… pidiendo aprobación y consejo.
  • Nadie tiene la obligación… de hacernos felices.
  • Para ser felices debemos tener muchos bienes materiales.
  • Para que te respeten… tienes que ser un triunfador.
  • El fracaso es horrible… por eso lo mejor es procurar no emprender algo nuevo…

Estos son algunos signos del inicio de creencias limitantes, que se han depositado a lo largo de nuestra vida y que nos impiden llegar a concretar las metas, que de alguna manera y de forma inconsciente nos vamos auto-saboteando a lo largo de la vida.

Por eso es importante aprender a reconocer o identificar cuáles son las creencias que lo están limitando para lograr superarlas y sustituirlas.

Tipos de Creencias Limitantes

Hay tres tipos de creencias limitantes :

  • Creencias de Capacidad a nivel personal, social o profesional. ¿Seré capaz?
  • Creencias de Posibilidad a nivel personal, social o profesional. ¿Es posible?
  • Creencias de Merecimiento a nivel personal, social o profesional. ¿Me lo merezco?

Ante las creencias limitantes es importante que nos cuestionemos en que nos puede perjudicar, beneficiar o quizás preguntarte cómo sería tu vida sin esa creencia.

Las creencias limitantes las podemos encontrar por ejemplo en:

  • La búsqueda de empleo.
  • La promoción a un nuevo trabajo.
  • La búsqueda de pareja.
  • La utilización de las TIC (no saber por ejemplo de temas actuales, redes sociales, etc)
  • La búsqueda de nuevos amigos.
  • No poder salir a otros lugares o países.

Las Creencias Limitantes te hacen vivir por debajo de tu verdadero potencial y de esta manera se vuelven un obstáculo para cumplir tus metas a tu estilo y manera.

Causas de las Creencias Limitantes

Las posibles causas de creencias limitantes las podemos encontrar por ejemplo en:

  • La búsqueda de empleo.
  • La promoción a un nuevo trabajo.
  • La búsqueda de pareja.
  • La utilización de las TIC (no saber por ejemplo de temas actuales, redes sociales, etc)
  • La búsqueda de nuevos amigos.
  • No poder salir a otros lugares o países.

Las Creencias Limitantes te hacen vivir por debajo de tu verdadero potencial y de esta manera se vuelven un obstáculo para cumplir tus metas a tu estilo y manera.

¿Cómo origino los pensamientos que me limitan?

Lo primero que debes saber, es que una creencia de este tipo se origina a partir de:

  • Una experiencia negativa en un ámbito particular.
  • Algo que nos han dicho desde pequeños.
  • Algo que una persona cercana nos ha repetido muchas veces.
  • Algo que hemos escuchado, visto o leído durante toda nuestra vida.
  • Algo que nosotros mismos no cesamos de repetirnos. Por ejemplo: “No soy tan inteligente como para ganar una beca” o “No soy tan cualificad@ para obtener ese trabajo”.

No importa si tienes 10 o 70 años, esta idea se queda en tu subconsciente y, ante una situación familiar, reaparece de manera automática.

Una creencia limitante puede llegar a paralizarte en las actividades de tu día a día, y puede llegar a aislarte de tus seres queridos, incluso hasta de ti mism@.

Te mostraré algunos ejemplos de creencias con los que puedes identificarte:

Algunas creencias limitantes muy comunes

Dependiendo del área de nuestra vida, existen creencias arraigadas con las que muchos podemos identificarnos:

  • Área académica:

“No entiendo nada”, “No puedo hacerlo”, “No soy bueno para esta materia”, “Una vez en el colegio, me quedé en blanco en medio de una exposición. No sirvo para eso”, “Soy un tonto”.

  • Área laboral:

“No conseguiré ese puesto”, “Siempre escogen a la más guapa para el trabajo”, “Todos los jefes son explotadores”, “Me pagarán mal en cualquier trabajo”, “Mejor busco algo inferior a mi categoría”, “Todos son mejores que yo”.

  • Área social:

“Nunca seré popular”, “No encajo en ningún lado”, “Para qué voy a esa fiesta si no la pasaré bien”, “Nadie quiere ser amigo de una persona tímida”, “Soy muy torpe para interactuar”, “Lo mío no es la gente”, “Mejor quedarse en casa”, “Toda la gente es superficial”.

  • Área personal:

“No valgo”, “No merezco…”, “Nunca seré como quiero ser”, “Siempre estropeo todo, mejor ni lo intento”, “Nunca gano nada”, “No soy lo suficientemente buen@”, “Ya me decían que no sirvo para nada, todo lo que hago sale mal”.

¿Te sentiste identificad@ con alguna de estas creencias? Pues te tengo una buena noticia: puedes cambiarla. El truco está aquí…

¿Cómo me deshago de esas creencias limitantes?

Si algo he aprendido sobre las creencias limitantes, es que dos pensamientos que se contradicen, no pueden convivir. Es decir, si tu creencia es que eres capaz de hacer lo que te propongas, en tu mente nunca habrá espacio para un “No puedo hacerlo”.

Debes entender que una creencia hace parte del pasado, y que tú tienes el poder de transformar tu presente. La mente es muy poderosa, y por eso, requiere de una fuerte voluntad y convicción de tu parte.

Existen diferentes métodos muy efectivos para deshacerte de tus creencias limitantes en muy poco tiempo, como La Sofrología y la Programación Neurolingüística (PNL).

¿Te gustaría saber en qué consiste cada uno?

En www.emocionalmenteok.com, encontrarás toda la información que necesitas acerca de la Sofrología, la PNL y el Coaching de Vida, que te ayudará a transformar tu vida desde el primer click.

Soy Olga Lucía Ronderos, Sofróloga Clínica, y he creado un entrenamiento práctico y efectivo para que elimines tus creencias limitantes en el menor tiempo posible.

“Tanto si crees que puedes como si crees
que no puedes, estás en lo cierto”
Henry Ford.

Ingresa a www.emocionalmenteok.com y ¡comienza ahora!

Nunca es tarde para empezar a vivir de verdad

Déjame ayudarte.

Habla conmigo para escucharte y explicarte en qué consiste mi método EmocionalmenteOK

Después podrás decidir si seguir o no sin ningún compromiso. 

 

Dá el primer paso, llámame para obtener tu Pre-Consulta sin Costo.
Abrir Chat
¡Hola!
¿En qué te puedo ayudar?