Fobias más comunes ¿Cómo superarlas?

Fobias - EmocionalMente OK

Las Fobias más comunes y extrañas:

¿Con cuál te identificas?

¿Sabías que por lo menos el 9% de la población mundial padece alguna fobia?
¿Sabías que existe la fobia al queso, a la barba o al color amarillo?

Hoy conocerás las 5 fobias más extrañas y también las 5 más comunes con las que podrías identificarte como, probablemente, con el caso de Alejandra:

“Cuando era niña, pensé que le tenía miedo a las mariposas. Cuando veía una, salía corriendo y me escondía para no tener que verla. Sin embargo, a medida que fui creciendo, las mariposas no solo me asustaban: si ahora veo una, posiblemente grite y me desmaye al instante. Tengo lepidopterofobia”. Alejandra, 32 años.

La fobia a las mariposas que tiene Alejandra no es tan extraña como parece, la padecen muchas personas, incluso la actriz Nicole Kidman. Una fobia un poco más extraña, podría ser la que padece Megan Fox: Papirofobia, o fobia al papel seco.

Las fobias son producto de alguna vivencia traumática, consciente o inconsciente, pero no son exactamente lo mismo que el miedo. Vamos a ver:

Fobias ¿Qué son?

Es un trastorno de salud emocional o psicológico que se caracteriza por un miedo intenso y desproporcionado ante objetos o situaciones concretas miedo como, por ejemplo, a los insectos (entomofobia) o a los lugares cerrados (claustrofobia). Sin embargo, no es sencillamente un miedo, pues guardan grandes diferencias. También se suele catalogar como fobia un sentimiento de odio o rechazo hacia algo que, si bien no es un trastorno de salud emocional, sí genera muchos problemas emocionales, sociales y políticos.

Las fobias se caracterizan por ser temores irracionales que atacan a determinados personas. Se trata de miedos intensos, persistentes y desproporcionados. Con frecuencia, la persona que padece algún tipo de fobia es consciente de que el terror que experimenta ante determinadas cosas y situaciones es infundado, pero no por ello consigue dejar de sentirlo.

Con algunas fobias se puede presentar un Trastorno de Ansiedad, en donde se presenta una excesiva angustia y preocupación por un tiempo prolongado, en donde la persona se siente inquieta, tiene dificultad para dormir, está irritable, tiene poca concentración, presenta estrés y tensión muscular.

Básicamente, se pueden clasificar en tres tipos de fobias:

  • Fobia Social
  • Fobia Específica
  • Ansiedad Generalizada.

Fobias: Signos de Alerta

  • Temor poco realista o excesivo frente a situaciones u objetos que son inofensivos.
  • Temerle a algo o alguien , que nunca le ha hecho daño.
  • Deseo incontrolable de alejarse de la situación que le produce temor.
  • Ser consciente de su temor y no poder controlarlo.
  • Sensación de impotencia.
  • Pánico ante la situación u objeto.
  • Palpitaciones, temblor, sudoración, falta de respiración, náuseas.

Tipos de Fobias

  • Fobias del tipo Situacional: Viajar en avión, tren o carro, hablar en público, subir escaleras mecánicas.
  • Fobias a Objetos.
  • Fobias a fenómenos Ambientales: Rayos, lluvia, truenos.
  • Fobias a Animales.
  • Fobia a contraer ciertas enfermedades.
  • Fobia a la comida: frutas, verduras, proteínas, etc.
  • Fobia a los números, colores, a la gravedad.
  • Fobia Social: hablar con personas desconocidas, a la multitud, a estar solo.

Causas de las Fobias

No existe una sola causa para explicar por qué determinada persona padece de una u otra fobia, ya que no hay una relación uno a uno entre los antecedentes de un paciente y el desarrollo de un trastorno determinado. Por el contrario: las fobias sociales y las específicas pueden tener numerosas causas que confluyen.

Las investigaciones al respecto indican que existen ciertos factores genéticos y ambientales que favorecen la aparición de una fobia. Asimismo, las situaciones en las cuales se desencadenan de manera más intensa son aquellos momentos donde la persona, por distintos motivos, está sometida a estrés.

Una de las causas posibles por las que surge una fobia específica es que la persona haya tenido en su infancia una experiencia traumática, a la que después asocia el elemento que le causa temor. La asociación puede ser directa o indirecta. Es directa cuando ha sido ese elemento la causa misma que desemboca en una fobia: por ejemplo, un niño es arañado por un gato furioso, y a consecuencia de ello el niño crece y se convierte en un hombre con fobia a los gatos-. En cambio, es una asociación indirecta cuando el temor aparece desplazado: por ejemplo un niño que ha sido obligado a asistir a una reunión, en el tiempo le coge fobia a las frutas y a las verduras.

En muchos casos, las personas no recuerdan las causas que los llevaron a desarrollar su fobia, especialmente cuando se trata de fobias específicas. Otras veces en cambio pueden recordar uno o varios sucesos que los llevaron a ellas, especialmente cuando se trata de fobias sociales. Por ejemplo el miedo a hablar en público puede remontarse a situaciones que vivió en el pasado, en donde haya experimentado humillación pública como burlas, risas maliciosas, críticas… y que en su momento haya bajado la autoestima desde niño

¿En qué se diferencia la fobia del miedo?

El miedo es un sentimiento común ante algo que nos resulta amenazante o desconocido. La fobia, por el contrario, se caracteriza por un temor irracional a algo que no necesariamente es peligroso o desconocido, como una pluma o una manzana.

Sin embargo, lo que caracteriza a las fobias más comunes, es que comparten miedos profundos o traumas que no recibieron un tratamiento psicológico oportuno.

Aquí verás un ejemplo de las más comunes:

Las 5 fobias más comunes

  • Acrofobia:

o miedo a las alturas. No es una sensación de vértigo ante las alturas. Si sufres de acrofobia (o aerofobia) puedes sentir pánico ante un balcón, un trampolín o a volar en avión.

  • Necrofobia:

o miedo a la muerte. La muerte es algo desconocido y es un miedo muy común. Sin embargo, si sufres de necrofobia, puedes experimentar ataques de ansiedad acompañados de sentimientos negativos como el sufrimiento y el dolor.

  • Claustrofobia:

o el temor a quedar atrapado en lugares cerrados. Se dice que entre un 4 y un 5% de las personas que padecen fobias, sufren de claustrofobia.

  • Agorafobia:

o miedo a lugares abiertos, públicos y situaciones de ansiedad de las que podría ser difícil escapar. Es un trastorno muy común que por lo general llega después de varios ataques de pánico.

  • Fobia social:

o miedo a las interacciones sociales. Puedes sentir una ansiedad irracional con el solo hecho de imaginar una situación social.

¿Te identificas con alguna de estas fobias? Es normal que puedas experimentar alguna de las más comunes. Sin embargo, existen también fobias muy, muy extrañas, que quizá tú mism@ o alguna persona que conozcas pueda llegar a padecer…

Las 5 fobias más extrañas

  • Xantofobia:

Miedo al color amarillo. Sí, aunque no lo creas, existe.

  • Crematofobia:

Miedo al dinero. Pero además, la crematofobia es el total rechazo al dinero físico, como monedas y billetes.

  • Macrofobia:

Probablemente, este parezca común: es el miedo a las largas colas. Aunque en much@s pueda generar desespero, la verdad es que quienes experimentan esa fobia, sienten miedo real al hecho de esperar en una larga fila.

  • Hexakosioihexekontahexafobia:

Miedo al número 666. Ronald Wilson Reagan, ex presidente de los Estados Unidos, tenía esta fobia.

  • Hipopotomonstrosesquipedaliofobia:

Miedo a las palabras largas. Aunque esta fobia pueda sonar graciosa, por lo general tiene origen en algún trauma desarrollado durante la infancia, durante la formación lectora.

Aunque parezcan imposibles de desarrollar, existe una cantidad de fobias inimaginable, pues cada una puede ser producto de una experiencia muy particular en cualquier etapa de tu vida.

¿Qué hago si reconozco una fobia?

Lo importante es que sepas que, una vez detectada una fobia, de nada sirve huir de ella. Lo mejor que puedes hacer es consultar con un profesional de la salud mental y emocional, pues este no solamente encontrará la mejor forma de comenzar a sanar el trauma que genera tu fobia, sino que estará contigo, brindándote apoyo durante todo el proceso.

Una fobia es algo a lo que debes prestar atención. Por más extraña o común que parezca, debes saber que es vital para tu salud atenderla, pues de ello depende la calidad en tu estilo de vida.

El mejor consejo para curar una fobia, es buscar ayuda profesional.

En www.emocionalmenteok.com, encontrarás las herramientas que necesitas para aprender a reconocer tus miedos, fobias y traumas profundos, aprender a sanarlos y poder disfrutar de la mejor calidad de vida.

Soy Olga Lucía Ronderos, Sofróloga Clínica con más 28 años de experiencia, y quiero acompañarte en este proceso de reconocer y sanar tus miedos, a partir de herramientas prácticas que te ayudarán con las fobias y temores que te paralizan en menos tiempo de lo que esperas.

¡Comienza hoy mismo a trabajar en ti!
Ingresa a www.emocionalmenteok.com y pide tu pre consulta haciendo click aquí.

Nunca es tarde para empezar a vivir de verdad

Déjame ayudarte.

Habla conmigo para escucharte y explicarte en qué consiste mi método EmocionalmenteOK

Después podrás decidir si seguir o no sin ningún compromiso. 

 

Dá el primer paso, llámame para obtener tu Pre-Consulta sin Costo.
Abrir Chat
¡Hola!
¿En qué te puedo ayudar?